COMENTARIO A ENTREVISTA A UN INTELECTUAL EN MERECIDO OCASO

Resultado de imagen para marcelo kisilevski
Por Marcelo Kisilevski

Respuesta al artículo sobre Norman Finkelstein

El Sr. Finkelstein sólo puede culparse a sí mismo de ser excluido del campo académico, no sólo por mentir, sino por ser un intelectual absolutamente poco serio, es decir, un fracaso como investigador. Lo único que tiene, y lo admite al final del artículo, son “pensamientos”, porque de hechos comprobados, nada.

El cerco sobre Gaza nunca fue hermético, no existe un sólo colono en Gaza ya desde 2005, por lo tanto tampoco soldados, y por lo tanto tampoco ocupación. Entonces por qué hay violencia cíclica con Gaza, y mucho menos con Cisjordania?

Esa pregunta no se la hace Finkelstein, sencillamente porque no conoce el tema, no solo no sabe las respuestas, sino tampoco las preguntas. Las raíces del bloqueo, impuesto en 2007 (y no en 2006, ni siquiera acierta en el año) luego del brutal golpe de estado de Hamás contra Fatah, el gobierno palestino legítimo, deben buscarse en la épica jihadista que ve como “profanación” la mera existencia de un estado no musulmán sobre “Dar El Islam”, la “Morada de la paz”, tierra sagrada musulmana, profanada en su febril versión del islam por la mera existencia de Israel todo.

Pero de eso no habla Finkelstein, sencillamente porque sabe muy poco del tema. Y el agua, un viejo motivo antisemita que viene del libelo de los pozos de agua envenenados supuestamente por judíos para provocar la peste negra del siglo 14, es imbebible en Gaza porque han agotado las napas y el agua se saliniza en contacto con el mar, y porque el dinero donado por Occidente para bombas de agua y plantas desalinizadoras quedaron en los bolsillos de Al Fatah y ahora de Hamás, no sea cosa que los palestinos beban agua saludable y ya no haya cómo acusar a Israel.

Nadie dispara a mansalva a civiles adrede, ni en Gaza ni en ningún lugar, salvo que te llames Bashar el Assad y bombardees campos de refugiados palestinos sobre suelo sirio. Palestinos mueren en Gaza cuando son llevados a manifestaciones contra el enemigo externo, siempre más fácil, siempre más visible, Israel, que sirve como hoja de parra al fracaso de Hamás como gobierno en los últimos 13 años.

Y estos manifestantes “pacíficos” están armados con bombas, con botellas molotov, con globos bomba e incendiarios. Y sí, si son “luchadores por la libertad”, entonces habrá bajas. Y también caerán civiles, si los utilizan como escudos humanos. Del cinismo del Hamás nada sabe Finkelstein, porque escribe libros a control remoto, citando fuentes que también representan lobbies, a los que tanto dice odiar.

En fin, Finkelstein proyecta, porque acusa a otros de utilizar el Holocausto y otras victimizaciones, cuando en realidad es él el que lo hace para intentar impulsar su ideología afiebrada, bajo el lema: “Mis padres sobrevivieron el Holocausto, no me vengan a hablar a mí de autoridad moral”. Si eso no es utilizar el Holocausto para justificar su postura ideológica y moral, entonces no se entiende bien qué es manipulación.

El problema no es Finkelstein, un intelectual con bastante poca jerarquía, sino cómo un periódico que se piensa serio como “El Periódico”, se presta a darle voz, pensando que así se favorece en algo la causa palestina. Pues las noticias son: flaco favor se le hace a la causa palestina cuando se defiende al Hamás, y cuando se abre el micrófono a voceros tan intelectualmente pobres como Norman Finkelstein.

Platform for Social Transformation
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed eget nisl id nisl tincidunt pretium nec sed nulla. Nullam sed cursus mauris. Ut ut felis consequat, bibendum augue nec, finibus neque. Sed eget risus varius, cursus nisl a, vestibulum quam. Nulla metus enim, fringilla at laoreet at, posuere vel dui. Mauris pellentesque risus lacus, vel pretium augue mollis vitae. Sed varius fringilla dui, nec rhoncus tellus vehicula vitae. Morbi vitae consectetur neque, id euismod ante. Quisque efficitur tincidunt lacus sit amet cursus. Nam convallis porta augue et imperdiet. In pretium venenatis mollis. Maecenas ac mauris libero. Mauris sed rhoncus libero. Pellentesque vitae massa ut odio fermentum ultricies. Aenean a volutpat tortor. Nulla tempus pretium orci quis pharetra. In pellentesque sit amet felis vitae consectetur. Donec augue dui, suscipit accumsan gravida non, sagittis ac quam. Nullam sagittis convallis libero eget hendrerit. Duis condimentum velit vitae est interdum bibendum.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.