Idlib y el colapso de la política exterior de Erdogan

Semih Idiz

Las implicaciones de las consecuencias turco-rusas sobre Idlib van más allá de Siria y representan un colapso del enfoque de la política exterior impulsado por el islamista del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Turquía es un país aislado hoy que tiene vínculos de confrontación con Estados Unidos y Rusia, así como con el mundo árabe y Europa. Está tratando de garantizar sus intereses vitales de seguridad en este difícil contexto.

Pero los pocos amigos que le quedan a Ankara, como Qatar, Pakistán o Azerbaiyán, no le brindan a Turquía ningún valor estratégico que pueda fortalecer su mano contra sus adversarios.

La única opción que tiene Erdogan es tratar de enfrentar a Estados Unidos y Rusia, como lo ha estado haciendo durante algún tiempo, pero este enfoque también parece haber seguido su curso.

La belicosidad de Erdogan en las relaciones internacionales y el desdén por las sutilezas diplomáticas, así como el consejo de diplomáticos profesionales, puede ir bien con sus partidarios acérrimos.

Sin embargo, un número cada vez mayor de analistas turcos, incluidos algunos ex partidarios de Erdogan, creen que la situación que Ankara se encuentra en Siria en particular es en gran parte, si no totalmente, autoinfligida.

También temen que surja una debacle similar en Libia, donde los soldados turcos también han comenzado a sufrir pérdidas. 

Hace solo cuatro meses, justo antes de que Erdogan ordenara el lanzamiento de la Operación Primavera de Paz de Turquía contra las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) apoyadas por Estados Unidos en el noreste de Siria, se especuló sobre una posible confrontación entre las fuerzas turcas y estadounidenses.

Al mismo tiempo, los “lazos estratégicos” que Turquía estaba aparentemente desarrollando con Rusia estaban siendo promocionados por el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, como “inquebrantables”.

Ankara esperaba que estos vínculos contrarrestaran el deterioro de la relación de Turquía con Occidente, y especialmente con Estados Unidos. 

La decisión de Erdogan de comprar sistemas de defensa aérea S-400 de fabricación rusa, por encima de las objeciones de los aliados de la OTAN en Turquía, también se consideró más un acto de desafío a Occidente que un movimiento coherente basado en una lógica militar sólida.

El mayor error de cálculo de Erdogan está demostrando ser la confianza que depositó en Rusia. 

Incluso después de que la situación en Idlib se calme, como es probable que suceda eventualmente (aunque probablemente a un costo para Turquía) dado que una guerra turco-rusa no es algo que Ankara pueda soportar, las grietas en la relación permanecerán.

Dicho de otra manera, las cosas en Siria han cambiado nuevamente para Ankara solo cuatro meses desde que se enfrentaba a los Estados Unidos al este del río Eufrates.

Erdogan ahora señala con un dedo acusador a Rusia y se refiere a ella en términos apenas encubiertos como agresor. Mientras tanto, ha recurrido nuevamente a los Estados Unidos en busca de apoyo, incluso pidiéndole que despliegue misiles Patriot contra la amenaza sirio-rusa.

No sorprende que algunos comentaristas cínicos sugieran que, en lugar de buscar patriotas estadounidenses, Ankara debería desplegar los S-400 rusos para evitar la amenaza de Siria.

La campaña de Turquía en Idlib contra el ejército sirio ya le ha costado la vida a 18 soldados y contratistas militares turcos, algunos asesinados por el poder aéreo ruso.

Se espera que las bajas aumenten en los próximos días y semanas, ya que Erdogan está decidido a seguir adelante con lo que la oposición cree que es su guerra, no la de Turquía.

El veterano comentarista político Fikret Bila dijo que cree que esta es una guerra que Erdogan no puede ganar. Argumentó que los principales objetivos de Turquía en Siria son derrocar al régimen de Assad y asegurar una voz para los islamistas radicales en ese país. Bila no cree que estos objetivos sean alcanzables.

“Derrotar al ejército sirio, que Rusia apoya … no parece estar dentro del alcance de la posibilidad”, escribió Bila en su columna para el portal de noticias independiente T24.

Fehmi Koru, otro columnista veterano que una vez estuvo cerca de Erdogan y del gobernante Partido Justicia y Desarrollo, también es pesimista sobre el éxito de las políticas de Erdogan.

Refiriéndose a la vacilación de Ankara entre Washington y Moscú, Koru duda que cualquier resultado que pueda considerarse una “victoria” para Turquía se obtenga de este enfoque.

“Me temo que las políticas que Turquía ha implementado en Siria desde 2011 … resultarán en un fracaso”, escribió Koru en su blog personal . 

Erdogan está claramente molesto por comentarios tan desalentadores. Para apuntalar el apoyo interno a su política siria, ha elevado el compromiso de Turquía en Siria al nivel de la Guerra de Independencia turca de 1919-1922.

En su discurso a los miembros del partido el 15 de febrero donde hizo este comentario, Erdogan también repitió su ultimátum a Siria para que sus fuerzas regresaran a la línea de alto el fuego acordada con Rusia en Sochi, Rusia, en septiembre de 2018.

Advirtió que si el ejército sirio no se retiraba a fines de febrero , Turquía lo obligaría a hacerlo militarmente. “Estas personas son nuestros hermanos y no los abandonaremos a la misericordia y la persecución de los tiranos”, dijo Erdogan.

“Estamos preparados para morir por esto si es necesario”, agregó Erdogan.

También ha subrayado en sus diversos discursos públicos que Turquía no puede hacer frente a los cientos de miles de refugiados acumulados en sus fronteras tras el ataque del régimen respaldado por Rusia en Idlib.

Su intento de equiparar el compromiso de Ankara en Siria con la Guerra de Independencia de Turquía no convence a todos. El comentarista político Murat Yetkin subrayó la gran exageración que conlleva esta analogía. “Sin ofender, pero está mal que el presidente Erdogan vea la Guerra de la Independencia procesada por Mustafa Kemal Ataturk y sus amigos por la liberación de la patria y el establecimiento de la república, con lo que está sucediendo en Siria e Idlib”, Yetkin escribió en su blog Yetkin Report .

Yetkin agregó que el enfoque de Erdogan también era problemático porque involucra operaciones militares en el territorio de otro país, lo que, dijo, plantea “problemas legales internacionales de acuerdo con las reglas establecidas por las Naciones Unidas”.

Erdogan, por supuesto, está justificado en sus preocupaciones sobre una nueva inundación de refugiados sirios. La mayoría de los turcos también están profundamente preocupados por esto. Actualmente, Turquía alberga hasta 4 millones de sirios y la carga está creciendo.

Sin embargo, muchos no ven cómo Erdogan espera resolver el problema de los refugiados yendo a la guerra contra el régimen sirio cuando podría estar hablando con él para trazar un rumbo racional.

Erdogan, sin embargo, rechaza cualquier noción de hablar con el presidente sirio Bashar al-Assad. Imbuido de una firme perspectiva ideológica basada en sunitas y una simpatía innata por la Hermandad Musulmana en todas sus formas, Erdogan cree que hablar con Assad sería una traición a sus correligionarios. Assad es un alauita; Los alauitas son una rama del Islam chiíta.

En cambio, Erdogan continúa enviando refuerzos a las pocas secciones de Idlib que Turquía aún controla con el apoyo del Ejército Nacional Sirio que financia y suministra, y una variada tripulación de combatientes yihadistas.

Erdogan también está cerrado a todos los llamados internos de la oposición para retirar las fuerzas turcas de Siria, ya que esto equivaldría a admitir la derrota. Tal como están las cosas, sus problemas políticos en el país por una serie de razones económicas y políticas están aumentando.

Los embajadores jubilados Ali Tuygan y Yusuf Buluc subrayaron en un artículo escrito conjuntamente que “el defecto más llamativo” de la política siria de Erdogan es “su falta total de respaldo nacional”.

“El presidente Erdogan ha dicho que las operaciones militares pueden comenzar en cualquier momento. Sin embargo, los turcos apenas saben hacia dónde se dirige el país, excepto que sus hijos estarán expuestos a daños mortales si Damasco no presta atención a la advertencia ”, escribieron Tuygan y Buluc en su blog Diplomatic Opinion .

“Al menos en este momento crítico, el pueblo de Turquía tiene derecho a saber exactamente cuáles de sus intereses serán atendidos, qué causas se perseguirán, qué instrumentos se utilizarán ya qué costo”, agregaron.

Indicando que el intento de Turquía de cambiar el régimen en Siria había fallado, Tuygan y Buluc dijeron: “Es hora de que el gobierno turco baje y enfrente la realidad en el terreno”.

Recomendaron una retirada de las fuerzas turcas de Idlib y un retorno a la vía diplomática.

Sin embargo, enfrentar la realidad en el terreno en Siria nunca fue el punto fuerte de Erdogan. 

Tal como están las cosas, parece decidido a arrastrar a Turquía al atolladero. Si gana, se asegurará una victoria masiva para sí mismo. Sin embargo, si pierde, el país pierde con él.

Fuente: Al Monitor

Platform for Social Transformation
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed eget nisl id nisl tincidunt pretium nec sed nulla. Nullam sed cursus mauris. Ut ut felis consequat, bibendum augue nec, finibus neque. Sed eget risus varius, cursus nisl a, vestibulum quam. Nulla metus enim, fringilla at laoreet at, posuere vel dui. Mauris pellentesque risus lacus, vel pretium augue mollis vitae. Sed varius fringilla dui, nec rhoncus tellus vehicula vitae. Morbi vitae consectetur neque, id euismod ante. Quisque efficitur tincidunt lacus sit amet cursus. Nam convallis porta augue et imperdiet. In pretium venenatis mollis. Maecenas ac mauris libero. Mauris sed rhoncus libero. Pellentesque vitae massa ut odio fermentum ultricies. Aenean a volutpat tortor. Nulla tempus pretium orci quis pharetra. In pellentesque sit amet felis vitae consectetur. Donec augue dui, suscipit accumsan gravida non, sagittis ac quam. Nullam sagittis convallis libero eget hendrerit. Duis condimentum velit vitae est interdum bibendum.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.